INT. CUEVA - NOCHE

El storytelling es el arte de contar historias. Algo que venimos haciendo desde tiempos inmemoriales. Desde que estábamos en la cueva contamos historias reunidos alrededor del fuego. El término se ha acuñado sobre todo al mundo publicitario, donde las marcas se han dado cuenta del fuerte impacto que supone contar sus valores a través de las historias. Tenemos la capacidad de guardar en nuestra memoria las historias que nos han emocionado, sin embargo, rápidamente tendemos a olvidar los mensajes que solo contienen meros datos.

En un momento en el que el paradigma de la publicidad tradicional llegaba a su fin, surge dentro del marketing de contenidos, el storytelling. O dicho de otra forma, lo que han hecho nuestros padres durante toda la vida: contarnos historias.

Vivimos cada vez más deprisa, recibimos miles de impactos audiovisuales a lo largo del día, y cuando tenemos que comunicarnos, muchas veces nos piden que seamos breves. Desde los llamados 'elevator pitch' una técnica utilizada en el mundo de la empresa, nos invitan a contar la historia de nuestro proyecto en dos minutos. Dos minutos para convencer a un inversor de que apueste por nuestra idea. Si no somos capaces de emocionarle, estamos perdidos. El mismo ejemplo vale si queremos un beso de esa chica o un aumento de sueldo de nuestro jefe, tenemos el deber de emocionarles.

Cuando nuestro relato se sustenta en la verosimilitud, lo que conseguimos es una acción por parte de nuestro interlocutor. Esto se consigue gracias a la empatía que despertamos en el otro. Además, una historia que consigue emocionar a la audiencia, emplea una serie de herramientas sencillas pero imprescindibles, que todos tenemos en nuestro mano.

El objetivo de nuestro taller es ayudarte a que emplees esas herramientas de forma adecuada y eficiente. Y así, descubrir que el storytelling no es una forma complicada o novedosa de narración, sino una vía de comunicación que podemos utilizar en nuestro día a día.  

las historias